Los campamentos de verano multiaventura son una forma de que los niños y jóvenes vivan una experiencia inolvidable no sólo junto a la naturaleza, sino participando de ella.
 
A estas alturas muchos ya tendréis las vacaciones más que organizadas, pero para los más rezagados siguen existiendo plazas en campamentos que tendrán lugar en el mes de agosto. No se trata solo de una buena alternativa para los padres que no pueden cuidar de sus hijos por el trabajo, sino que también es una opción para los que tienen hijos de todas las edades pero quieren brindarles la oportunidad de vivir unas vacaciones diferentes.
 
Este tipo de campamentos se organizan por toda España y, siendo el contacto con la naturaleza y los deportes una característica común de todos ellos, existen variantes en cuanto al aprendizaje de idiomas por ejemplo. Se puede elegir un campamento en el que perfeccionen su lengua regional, mejoren su conocimiento del inglés o aprendan un nuevo idioma. Todo ello mientras realizan múltiples actividades que harán que el aburrimiento no sea una opción.
 
Entre las diferentes opciones suelen estar siempre presentes el tiro con arco, el piragüismo, la iniciación a la escalada, la bicicleta de montaña o los paseos a caballo. Además, también se practican deportes como el baloncesto, el fútbol o el voley playa. Se trata de que los alumnos tengan siempre algo que hacer y desarrollen aptitudes en diferentes talleres ambientales o de otro tipo como de teatro, manualidades o baile.
Un punto a favor de este tipo de talleres es que tienen lugar en muchos municipios de interior por lo que siempre hay alguno cercano para que no suponga un desplazamiento muy largo y los padres incluso puedan llevar a los niños y recogerlos, o hacer alguna visita en caso de que fuera necesario.
 
El objetivo es estar en contacto con la naturaleza, aprender cosas nuevas, hacer amigos y no aburrirse en absoluto. Los campamentos multiaventura organizan también acampadas y eventos nocturnos con juegos y música, sobre todo para el grupo de los mayores.
Los precios son muy variados dependiendo de la duración y del campamento en sí, pero en general no son caros si tenemos en cuenta que incluyen el alojamiento, pensión completa y todos los materiales necesarios para las actividades que se vayan a realizar.