Si la sociedad no ofrece oportunidades a los jóvenes se equivoca, pues España necesita líderes y referentes para afrontar el futuro. Así lo consideran el director del departamento de Sistemas Inteligentes Aplicados de la Universidad Politécnica de Madrid, José G. Zato, y el profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid, Miguel Ángel Ruiz de Azúa, que están participando en el XII Aula de Verano Ortega y Gasset “Iniciación a la Universidad” dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Este curso reúne en Santander a los alumnos con los cien mejores expedientes de Bachillerato y Formación Profesional de España.
 
Zato ha querido destacar la importancia de inculcar a los estudiantes el conjunto de conocimientos que necesitarán para su formación y desarrollo, porque los jóvenes serán los actores fundamentales del futuro y tendrán que devolver a la sociedad todo lo que la sociedad invierte en ellos. 
 
El profesor de la Universidad Politécnica de Madrid ha hecho hincapié en la necesidad de que los jóvenes con talento se queden y desarrollen su carrera en España, aunque apuntó que para que eso ocurra es necesario que cambien las cosas de modo que puedan encontrar el trabajo adecuado. “La fuga de cerebros es más grave que la fuga de capitales”, ha señalado. 
 
Zato considera que no tenemos referentes intelectuales ni éticos y la universidad española ha desaprovechado la oportunidad que, a su juicio, supuso el Plan Bolonia para cambiar una situación caracterizada por grandes limitaciones.
 
Por su parte, Ruiz de Azúa, director del Aula en su primera semana, ha insistido en que los jóvenes tienen que orientar sus estudios hacia aquello que verdaderamente les guste, porque hoy en día no se sabe cuáles son las carreras que van a conducir a un empleo.
 
El Aula de Verano Ortega y Gasset reúne en la UIMP a lo largo de dos semanas a los cien mejores expedientes de Bachillerato y Formación Profesional que vayan a comenzar los estudios universitarios en el próximo curso académico, con el objetivo de ofrecerles orientación y una formación multidisciplinar de cara al futuro. En este sentido, Ruiz de Azúa manifestó que las conferencias que se imparten tratan “los distintos aspectos de la ciencia, la política y la sociedad españolas”.