La nueva edición del ranking que cada año realiza la Universidad Jiao Tong de Shanghái vuelve a situar a las universidades españolas muy lejos de los puestos de cabeza. Según esta clasificación, ninguna universidad de nuestro país se encuentra entre las 200 primeras del mundo, lo que abre de nuevo el debate sobre si se trata únicamente de que nuestros centros deben mejorar, o si también es cierto que los criterios de puntuación de este tipo de rankings no nos benefician. Las mejor situadas son la Universidad Autónoma de Madrid, la Complutense de Madrid y la de Barcelona, entre los puestos 201 y 300. Esta clasificación aúna todos los centros en bloques de 100 a partir de las 100 primeras, por lo que no podemos saber la situación exacta.
 
El listado muestra los 550 mejores campus del mundo, teniendo en cuenta los premios relevantes conseguidos, los investigadores citados, los artículos publicados y la eficiencia académica en función de las dimensiones de la institución. En estos momentos en España estamos viviendo una importante “fuga de cerebros” por lo que nos resulta más difícil destacar en muchos de estos puntos ya que muchos de los mejores ya no pertenecen a nuestras universidades.
 
Quien sí consigue destacar año tras año es Estados Unidos, colocando en esta ocasión a ocho de sus centros entre los diez mejores. Entre ellos se encuentran las muy conocidas Harvard, Stanford y Berkeley. Las inglesas Cambridge y Oxford también han conseguido colarse en el “top ten”, ocupando el puesto quinto y décimo, respectivamente.
 
En la franja que cubre de la posición 301 a la 400 y atendiendo a las de nuestro país, la primera en aparecer es la Universidad Autónoma, seguida de la Politécnica de Valencia, la Universidad del País Vasco y la Universidad de Valencia. Entre los puestos finales del ranking -401 a 500- se sitúan la Universidad de Granada, la Pompeu Fabra, la de Vigo y la de Zaragoza.