España es la séptima potencia del mundo en Informática, según el profesor investigador del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA), Juan José Moreno, quien ha destacado que una buena parte de la investigación de "mucha calidad" en este campo "se hace en España".
 
Moreno dirige en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander el encuentro 'Homenaje a Alan Turing. 2012 Año de la Informática' y ha declarado a Europa Press que "un 7% de la ciencia que se hace ya es Informática y el 4% de la Informática que se hace en todo el mundo es española".
 
El experto ha destacado también los excelentes resultados y la envergadura de la investigación de nuestro país desde el punto de vista científico, y animó a potenciar la transferencia para hacer que estos resultados lleguen a la sociedad en forma de bienestar. "España tiene capacidad de desarrollar una buena industria que ayude a capear el temporal que sufrimos en estos momentos", ha subrayado Moreno.
 
Por su parte, el presidente de la Real Sociedad Matemática Española, Antonio Campillo, ha reconocido que la situación económica y los recortes en la financiación de proyectos pueden afectar a la buena posición y al reconocimiento internacional de los investigadores, profesores y alumnos españoles que cuentan, dijo, con un gran potencial. "En España no se han hecho siempre las cosas mal. Ahí tenemos figuras punteras como Leonardo Torres Quevedo o Santiago Ramón y Cajal", ha añadido.
 
Moreno y Campillo han participado junto con el director del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial, Ramón López de Mántaras, en una rueda de prensa en la que han reivindicado la figura del matemático y científico de la computación Alan Turing como "el primer hacker de la historia" y "el padre de la Informática", "uno de los grandes científicos del siglo XX" que dejó un legado "sorprendente".
 
"Turing está detrás de las búsquedas en Internet, de las redes sociales, de los nuevos automóviles, de las resonancias magnéticas o de las reservas de avión", ha explicado Moreno, quien ha señalado que cosas como éstas "no estaban ni siquiera esbozadas hace relativamente poco" y, sin embargo, el científico fue capaz de "adelantarse a su tiempo".
 
López Mántaras ha comentado también los avances de la Inteligencia Artificial a medio y largo plazo, donde se verá una gran influencia en el mundo de la automoción, la seguridad vial o las aplicaciones médicas. Por ejemplo, según ha explicado, estos estudios permitirán que en 10 años veamos coches sin piloto accesibles al gran público que serán completamente autónomos.
 
Considera que en caso de que se tarde más de diez años no será por problemas tecnológicos, sino por el coste de este tipo de vehículos y los cambios que deberán hacerse en la legislación. En cuanto a la medicina, estos avances podrán aplicarse a la incorporación de sofisticados robots en los quirófanos.